Los mas Como trogloditas modernos, así viven en esta ciudad subtarránea

Australia tiene un enorme desierto interior, el llamado outback, que oculta aún muchos secretos aun para los propios australianos. En el outback discurren carreteras inacabables, con tramos completamente rectos de decenas o bien cientos y cientos de quilómetros, en los que solo circula esporádicamente algún vehículo.

Allá semeja que no viven absolutamente nadie, mas se te fijas con más atención descubrirás una pequeña urbe, Coober Pedy, que realmente solo muestra una pequeña una parte de lo que es: la auténtica urbe está bajo tierra, excavada en la roca, con lo que sus habitantes semejan trogloditas modernos.

Una urbe subtarránea

Coober Pedy, a ochocientos cincuenta quilómetros al norte de Adelaida o bien a seiscientos noventa quilómetros al sur de Alice Springs, a simple vista semeja un asentamiento minero. No hay indicio de vida. El único árbol, en verdad, fue soldado desde morralla de hierro.

Mas la verdad es que lo más interesante del pueblo no está en su superficie sino más bien bajo la tierra. Debido a las duras condiciones climatológicas de Australia (imaginaos los cuarenta y ocho grados centígrados del verano), los trabajadores de esta mina de ópalo han optado por un sistema radical en el momento de asentarse con su familia: vivir bajo tierra.

Viven en casas excavadas bajo tierra, llamadas dugouts por los indígenas, que cuentan con todas y cada una de las comodidades modernas. Coober Pedy entra en exactamente la misma categoría de urbes como las que se sitúan en Nuevo México o bien Capadocia, las llamadas construcciones trogloditas. Los restaurants, los comercios o bien las galerías de arte, están en el subsuelo, lejos de los candentes rayos del sol.

De tal modo que si os apetece visitar este pueblo subterráneo, vais a tener la ocasión de dormir en el único hotel del planeta que está bajo tierra: el Desert Cave Hotel.

No os imaginéis un lugar cutre: el hotel cuenta con gimnasio, sauna, restaurant italiano, bodega, tienda souvenirs y taller de ópalos.

Coober Pedy ha atraído a muchos cineastas y aparece en numerosas películas y en ciertas series. Asimismo es el escenario de sonados acontecimientos como el Festival del Desierto y el Festival del Ópalo, el apreciado mineral que ha hecho posible el nacimiento de un sitio tan extraño como este en medio de la nada.

Asimismo te invitamos a

Carnaval 2008: Mardi Gras dos mil ocho, Sídney

Time lapse de la noche de la ciudad de Melbourne

De qué forma organizar un road trip y no fallecer en el intento

– La nueva

Como trogloditas modernos, de esta manera viven en esta urbe subtarránea

fue publicada originalmente en

Diario del Viajante

por
Sergio Vid

.